Llámanos: +34911309353Nuestras marcas Envío gratuito a partir de 60 € Atención al cliente

Primeros meses



La nueva habitación

La decoración del primer cuarto del bebé es uno de los momentos más emocionantes del embarazo. Paredes de color rosa para las niñas, elementos decorativos azules para los niños o simplemente un colorido cuarto unisex. Elegir el color de las paredes y los muebles para la habitación siempre es divertido, pero no hay que olvidarse de que debemos de crear un espacio acogedor y tranquilo para el bebé.



Los muebles más importantes son la cuna, el armario, la mesa cambiador y, según se necesite, unos estantes.


Para relajantes paseos en familia

En los primeros días después del nacimiento del bebé, es probable que paséis muchas horas en casa, pero es necesario pensar en el viaje desde el hospital. Sin portabebés o silla de paseo, no puedes transportar a tu bebé con seguridad.




Además, el ejercicio y el aire fresco son necesarios, tanto para ti, como para el pequeño. Para los paseos juntos, recomendamos especialmente las sillas portabebés y los cochecitos.







Lo más importante para la piel y el cabello

Para los padres primerizos, los primeros meses el mundo gira principalmente alrededor del cuidado y la alimentación del bebé - sin descuidar los mimos-. Para que el pequeño esté siempre limpio y feliz, aquí tienes una visión general de las cosas más importantes. Lo principal en los primeros días es cuidarle el ombligo. Para evitar infecciones hay que tener especial cuidado en que el trozo de cordón umbilical no quede dentro del pañal. Para limpiar los ojos y la cara es necesario una toallita húmeda, al igual que para limpiar los oídos, donde pueden quedar residuos de la lactáncia. Lo mejor para limpiar la naríz es una solución salina o un buen aspirador nasal.
Después de cinco o diez días, si el ombligo se ha curado correctamente y el resto del cordón umbilical se ha caído, es el momento de tomar el primer baño. Además de relajarles, les proporciona un mejor descanso a la hora de dormir. Sólo necesitas una bañera, un termómetro para controlar la temperatura del agua (entre 37 y 38°C es lo ideal) y jabón. Aprovecha después para peinar y cortar las uñas al pequeño.
En cuanto al cambio de pañales, lo más importante es elegir los pañales adecuados para tu bebé según su tamaño y su peso. Después sólo necesitas una mesa cambiador, toallitas húmedas, agua caliente y talco. Debes tener en cuenta, que todo tiene que estar en un lugar protegido de las corrientes de aire, y que la temperatura ambiente tiene que ser de unos 21° para que el bebé no tenga frío.




Un buen comienzo

La lactancia del bebé es especialmente importante en los primeros 6 meses. La leche materna proporciona al bebé todos los nutrientes necesarios para su correcto crecimiento y desarrollo. Su sistema inmune se hará más fuerte y podrá prevenir alergias. Además, la lactancia materna también promueve la unión entre el bebé y la madre, favoreciendo un adecuado desarrollo psicomotor.
Desgraciadamente, por diversas razones, no siempre es posible. La falta de orientación en el hospital, el estrés o alguna enfermedad de la madre o el uso de la técnica equivocada pueden dificultar el proceso. Visitar a una matrona siempre es de gran ayuda.

Aún así, si esto no funciona, el bebé se desarrollará igual de fuerte con los alimentos recomendados para cada etapa de crecimiento. Por lo tanto: ¡no te preocupes!

Bien vestido de la cabeza a los pies

Siempre queremos que nuestro bebé esté guapo, con ropa bonita, de alta calidad y práctica. No debemos olvidar, que los recién nacidos no pueden regular fácilmente su temperatura corporal y dependiendo del mes en que nazcan, las primeras puestas de ropa varían. Para poder estar preparado, aqui tienes una lista con la ropa más importante según la temporada.