REMATE FINAL: -10% en todo*
REMATE FINAL: -10% en todo*
Copia tu código
LIQUI5316
55
h.
08
min.
38
sec.
¡No lo dejes pasar!i

Vacaciones con niños

De vacaciones con tus niños

¿Al fin han llegado las anheladas vacaciones? Quizás incluso sea la primera vez que viajas con tu bebé o niño, ¡qué emocionante! Cada viaje con la familia representa una prueba – hasta para los viajeros más experimentados. Planear un viaje con niños resulta ser más complicado de lo que uno se espera. Si tu bebé es un acompañante exigente, no te preocupes, aun así podrás cumplir tus sueños viajeros. Lo que si debes pensar, es que hacer un viaje espontáneo sin reservas de alojamiento o haciendo autoestop es imposible. Para facilitarte la planificación y que no se te olvide nada hemos juntado, dentro del tema “viajes”, todas las informaciones necesarias y alguna que otra lista de comprobación. Desde la planificación del viaje, consejos para el momento de la llegada y durante la estancia, hasta la lista detallada de comprobación para pasar un día en la playa – con nosotros a tu lado puedes comenzar la aventura “viaje familiar”. ¿Todavía no tienes hijos pero estás embarazada? Para tí también tenemos información interesante, porque conforme aumente tu barriguita, también aumenta la lista de cosas en las que deberías pensar.

Preparativos para el viaje

Playa, montaña o visita turística – ¿A dónde vamos?

Para elegir un destino adecuado seguro que os ayudarán los consejos y las experiencias de madres y padres de vuestro círculo de conocidos. Una agencia de viajes también te podrá recomendar varios destinos interesantes para familias. Ir a la montaña con un cochecito quizás sea algo complicado. A los niños a partir de cierta edad sin embargo les encanta estar en la naturaleza y alborotar en los bosques o en la playa. Hacer cola para museos puede ser bastante aburrido. Si el destino al que deseas ir es más exotico siempre debes acudir a un pediatra antes. Él te dirá si hay algun tipo de riesgo en esa zona y si es necesario vacunarse. Además recomendamos pensar también en el clima del destino y en el periodo en el que piensas viajar. Muchas horas de sol sin sombra no es nada bueno para la sensible piel de un bebé, pero al igual demasiada humedad o aire demasiado frío le pueden sentar mal a tu hijo. Así que mejor evita un clima extremo. El pediatra seguro que también te podrá aconsejar sobre este tema.

Encontrar un alojamiento adecuado

Hay familias que les encanta hacer camping, hay otras que prefieren relajarse en un hotel. Vuestro alojamiento ideal lo elegís tú y tu familia. Los niños suelen ser bastante abiertos en esa cuestión y disfrutan descubriendo algo nuevo. Pasar la noche en una caravana o una tienda de campaña es toda una aventura para los niños, mientras que los padres normalmente prefieren recuperarse del duro trabajo en una cómoda cama de hotel. Si de verdad surge ese debate, alquilar un apartamento con jardín para poder acampar sería un buen compromiso ¿no? Así os saldrá también más económica la comida que podéis cocinar juntos y disfrutáis el tiempo en familia.
En todo caso fíjate en que el alojamiento sea adecuado para niños, dependiendo de la edad que tengan los tuyos. Infórmate sobre la existencia de cunas, lavadoras y la posibilidad de tomar prestado algún cochecito o una trona. Otra cosa en qué pensar es la alimentación en el destino elegido. ¿Ofrece el hotel platos especiales para niños? ¿Hay un microondas o fuego para preparar alimentos para bebés?
Salud y cuidados

Alimento para bebés

Cosas que me llevo de viaje...

Moda
Juguetes
Cochecitos
Portabebés

Los preparativos de un viaje seguro que es la parte más pesada del viaje. Vosotros como padres seguro que conocéis la situación: Os vais de viaje con el pequeño y la mayor parte del equipaje es para él. No solamente necesita ropa sino también pañales, bolsa del bebé, biberón, babero para darle de comer, además un saco de dormir, interfono y por supuesto el peluche favorito para que tenga dulces sueños. Claro que tampoco pueden faltar el cochecito o portabebé y una silla de coche. Muchas cosas para una persona tan chiquitita, ¿no? Y cuando se hagan mayores no cambia la cosa, los niños necesitan su ropa y sus juguetes preferidos para irse de aventura. Así que antes de todo necesitáis una maleta adecuada. Niños a partir de cierta edad pueden cuidar perfectamente de su propia maleta, solamente asegúrate de que no sea demasiado grande y pesada. Una maleta con ruedas y agarre que pueda cambiar de tamaño es lo más cómodo y sano para tu hijo/-a. Para mantener todo en su sitio, es recomendable que la maleta lleve por dentro diferentes correas y compartimentos.

Mochilas para el viaje

Mochilas con carrito

Ropa y calzado
Protección e higiene

Protección contra el sol para niños y bebés

Protección contra el sol

Lo más recomendable es que te informes antes del viaje del tiempo que podría hacer para empaquetar la ropa adecuada. Piensa en suficente ropa de cambio. Si va a hacer mucho sol piensa en la crema solar para niños. Además no deben de faltar un sombrero o un gorrito con cubrenuca y ropa protectora contra rayos UV. Para los mayores lleva también unas gafas de sol.

Documentos de viaje

Dependiendo de tu destino tienes que pensar en ciertos documentos. Revisa la fecha de caducidad de éstos para evitar sorpresas a la hora del viaje. Para los documentos de tu bebé o hijo: asegúrate de que la foto sea actual y aún se parezca. Los niños pequeños crecen y cambian rápidamente, por lo cual la foto actual del último viaje no tiene por qué ser valida en éste. Así que no confíes en que puedas pasar tan fácilmente con fotos antiguas.
Encontrarás más información sobre las disposiciones de entrada a los diferentes países en la página del Ministerio de Asuntos Exteriores.
Documentos importantes para viajar con niños

Existen las siguientes formas de identificación para bebés y niños:

Hasta los 14 años no es obligatorio para los niños tener DNI propio, dependerá de la edad del tuyo. Sin embargo es recomendable hacérselo, dado que facilita mucho los trámites y desplazarse. Para obtener el DNI necesitarás una partida de nacimiento que puedes solicitar en el Registro Civil y un certificado de empadronamiento que recibes en el Ayuntamiento.
Si el viaje os lleva fuera de la UE necesitaréis und pasaporte, la solicitud funciona igual que la del DNI. Además puede que haga falta solicitar un visado. Los requisitos para la solicitud se pueden obtener de la Embajada o el Consulado.

Botiquín de viaje

Por desgracia en los viajes no nos libramos de enfermedades y heridas. El cambio de temperaturas o el cambio de comida pueden provocar resfriados o problemas de la tripa a tí y a tus hijos. Para estar bien preparado en este caso debes llevar un botiquín de viaje en tu equipaje. No es raro que a los niños les sienta mal mucho sol y calor, o que se hirieran jugando. Necesitan ayuda inmediata.
Salud del niño en el viaje




Botiquín de viaje para niños

Viajar durante el embarazo

¿Estás embarazada y te quieres tomarte unas vacaciones? Dependiendo del mes de tu embarazo tienes que tener diferentes cosas en cuenta, a la hora de planear un viaje. Empezando por el mejor momento para viajar. El mejor tiempo del embarazo para hacer un viaje es del quinto al séptimo mes del embarazo. En los primeros meses puede que tengas náuseas matutinas. Si te encuentras bien por supuesto que igualmente puedes viajar en los primeros meses. Despúes del séptimo mes ya se complica la cosa, dado que muchas aerolíneas se niegan a transportar a una mujer embarazada. Así que antes de todo consulta a tu ginecólogo y a la aerolínea. Si planeas viajar en coche o tren no hay problema de viajar incluso en los últimos meses. Asegúrate siempre de tener suficiente espacio para las piernas para minimizar el riesgo de trombosis.




Viajar durante el embarazo

La salida de viaje

La alegría previa al viaje aumenta cuando las maletas ya están hechas. Con el viaje de ida se acercan las verdaderas vacaciones. Dependiendo de la duración del viaje puede que los niños se aburran. Sobre todo si tú misma estás conduciendo y te tienes que concentrar, puede ser agotador con niños refunfuñando por atrás. Al instante ya están preguntando ¿Falta mucho? Te recomendamos que salgas por la noche, así se pasarán los niños un tiempo durmiendo y se pasará el tiempo más rápido. También en un vuelo no es agradable estar con niños si de repente hay turbulencias o los niños pasan miedo. Normalmente los niños se emocionan montando en avión, pero no todos los vuelos son iguales. Un vuelo con bebé o niños se puede convertir rápidamente en una gran aventura. Lo que debes de tener en cuenta antes del vuelo te lo explicamos a continuación:

Volar con un bebé

¿Te llaman los destinos lejanos? Quizás es la primera vez que viajas con tu bebé. Antes de todo piensa si de verdad estás lista para un vuelo con bebé. Si tú misma estás nerviosa se lo transimitirás a tu bebé. Para que no se te quiten las ganas de viajar antes de llegar, aquí te damos algunas informaciones sobre vuelos con bebés.

La edad del pequeño pasajero

La condición previa más importante: ¡tu bebé tiene que estar bien de salud! Si está resfriado con otitis o si le duele la barriga no deberías viajar. Acude a un pediatra antes del vuelo para que te confirme que tu bebé está en condiciones de viajar.

La mayoría de aerolíneas aceptan transportar bebés mayores de 8 días. Otras piden que tenga 15 días. Infórmate antes de las condiciones. Si no es necesario que vueles tan seguido al nacimiento tómate un poco tiempo para acostumbrarte a la vida cotidiana con tu bebé.

Además se advierte esperar que pasen los cólicos de los tres meses. En estos meses los bebés tienen molestias como gases y dolor de barriga, por lo cual puede que pase mucho tiempo llorando.

¿Un asiento propio para el bebé o no?

Antes del viaje en avion deberás pensar cómo quieres que viaje tu bebé. La seguridad tiene prioridad – ¡también en un vuelo! Niños menores de dos años no están obligados a tener un asiento propio. Sus padres los pueden llevar cogidos. A la hora de ponerte el cinturón aseguras a tu bebé mediante una correa de bucle junto a tu cinturón. Estas correas de bucle son obligatorias dentro de la UE, sin embargo son criticadas por el insuficiente nivel de seguridad que ofrece. Por lo cual es mejor reservar un asiento para el pequeño viajero si se trata de largas distancias. Normalmente sólo pagas una parte del asiento y es más cómodo y seguro. La parte del precio que debes pagar varía según la compañía. Puede que incluso sea útil tu silla de coche para el avión. Si es apropiado o no lo reconocerás por la pegatina del ITV “for use in aircraft”.

Check-In con el bebé

Check-In con el bebé

Para comenzar el viaje lo más relajado posible haz el Check-In antes desde casa. La mayoría de compañías aéreas aceptan que los niños lleven equipaje propio. Pide las informaciones sobre los límites del equipaje permitido a la compañía de vuelo. Muchos padres se preguntan si se pueden llevar el cochecito a bordo. Normalmente te lo dejan llevar hasta abordar, para que estés más cómoda. Después del aterrizaje te lo devolverán directamente. También es bueno informarse sobre la posibilidad de hacer Pre-Boarding. Embarca con calma sin tener que esperar a los demás pasajeros.

Una vez que tengas todos los documentos y la fecha elegida puede comenzar la aventura en el aeropuerto. Primera parada: el control de seguridad.

El control de seguridad en el aeropuerto

A un bebé lo puedes pasar en brazos sin problemas. A un niño en sillita lo tendrás que coger o si ya es mayorcito pasará sólo por el control. La sillita tiene que pasar el control de rayos plegada sobre la cinta transportadora. No te olvides de las restricciones para llevar líquidos en el equipaje de manos. El límite actual es de 100 mililitros por frasco, que puedes llevar contigo en una bolsita transparente. En caso de alimentos para el bebé hacen un excepción. Podrás llevar una mayor cantidad dado que se consumirá en el vuelo. Alimentos aceptados son por ejemplo la leche en polvo con agua esterilizada en un biberón para preparar leche, la leche materna o leche especial para bebés, y también papillas.

Para un viaje sin aburrimiento

Consejo: Compensación de presión de bebés


A bordo

Lo mejor en un vuelo es vestir a tu bebé con varias capas. Así estará preparado para cualquier temperatura. Frequentemente hace frío en los aviones, una mantita podría estar bien entonces. Lo que debes ponerle sí o sí, son calcetines.

Además es importante darle suficiente líquido a tu bebé o niño. Agua sin gas o un zumo son una buena elección. Eso le ayudará a soportar el aire seco y la presión en los oídos. A diferencia de los adultos, los niños no pueden masticar chicle o taparse la nariz y contener la respiración. ¿Sabías qué en los primeros meses un bebé solamente puede respirar por la nariz? De ese modo es más difícil la compensación de presión. Un spray nasal con una solución de agua salada puede servir de ayuda en este caso. También puede ayudar que tu bebé beba o coma algo a la hora de despegar y aterrizar, o que chupe un chupete o su biberón.

Juegos para el camino

Si viajas en coche algún que otro juego o juguete puede valer oro. Además es recomendable poner parasoles en las ventanillas.
Sillas de coche
Juguetes para niños
Parasoles

Para entretener a los niños puedes llevar juegos de viaje o unas cartas. Este típo de juegos sirven para entretener varios niños a la vez. También existen juegos para una persona que le hará más corto el trayecto a tu niño. Los juguetes interactivos de Ravensburger son una buena idea, pero también los libros sirven como entretenimiento. Y si no tienes nada a mano todavía están los juegos clásicos “veo veo” o “Bingo”.

Manualidades
Libros infantiles
Peluches

Ya hemos llegado


Por fin has llegado al destino. Ya es hora de respirar profundamente y relajarte. El tiempo en familia puede empezar. Desempaqueta de momento lo esencial para tu bebé: la cuna de viaje, cosas de dormir, interfono, pañales y lo que haga falta para cambiarlos, productos de cuidado y los juguetes por supuesto. Así ya se pueden entretener los más pequeños meintras que tú y tu pareja os acomodáis. ¿Ya has desempaquetado todo y has descansado un poco? ¡Pues a disfrutar de las vacaciones!
La estancia


Cunas de viaje
Vigilabebés


Actividades y transporte

Actividades comunes

Seguro que te has informado previamente de las actividades que se pueden realizar en vuestro destino, y las que os gustaría realizar a vosotros. Esa decisión es fácil, mientras que el bebé no tenga su propia opinión para comunicarla. En cuanto a las actividades al aire libre asegúrate de que tu pequeño angelito siempre esté bien protegido del sol o del frío. Cuando tu hijo se haga mayor se complica la cosa por que tiene sus propios planes en mente. Pasar todo el día en la playa construyendo castillos de arena y bañándose ¿quizás? Es cuando se te hará más difícil llevártelo a un museo o similar. Planea las actividades para el gusto de todos. Por la mañana os váis a la playa y por la tarde cuando pegue el sol os váis a descubrir los alrededores.

¿Por qué no compras una cámara para niños para convencer a tu hijo/-a de alguna actividad? Se lo pasará bomba sacando sus propias fotos, y luego las podéis juntar en un álbum. Otro modo de recordar el viaje es, hacer un diario junto con los niños. Anota todos los días las actividades y pega alguna foto, postales o pequeños recuerdos, como una concha de la playa. ¡Ese diario es el recuerdo ideal de vuestro viaje!

Cuidado de los niños – El bien merecido período de descanso para jóvenes y mayores

Dependiendo del típo de vacaciones – si en hotel o de camping – los alojamientos ofrecen duidado de niños y programas de acitividades. Esos programas son ideales para los pequeños para pasarlo guay y encontrar nuevos amigos. Los responsables hacen diferentes actividades durante el día y preparan por ejemplo una actuación que presentan a la noche. Así seguro que no hay tiempo para aburrimiento y los padres tienen un poco de tiempo para ellos. Hasta tiempo despúes de las vacaciones los niños suelen entusiasmarse por esos programas y sus nuevas amistades, y vosotros seguro que seguiréis con las canciones de las actuaciones pegadas. Pero no cada cuidado que ofrecen es un cuidado bueno. En lo que te debes fijar a la hora de entregar a tus niños a esos grupos lo encuentras en la siguiente lista:

Cuidado de niños

Vacaciones en la playa

¡Playa a la vista! Si el viaje en familia os lleva a la playa o a un lago la organización lo es todo. Empezando por el destino: Busca una playa o un lago con arena fina si es posible. Playas de arena son mejores para los pequeños que las playas de piedras. El riesgo de herirse cavando es menor en la arena. Normalmente los niños son felices con un par de juguetes para la arena: un cubo, una pala y algún molde para construir su castillo y listo. Pero eso no es todo lo que debéis llevar a la playa.

Juguetes para la piscina y el mar
Para bucear
Juguetes para la arena

Bañadores para grandes y pequeños

A los bebés y niños les encanta bañarse. Para que estén bien preparados hay bañadores de todo tipo. Hasta para los bebés existen pañales bañador. Un pañal bañador es muy cómodo dado que se pone como un bañador normal. Hay en diferentes tallas. Después del baño siempre debes quitarle el bañador mojado, por razones de higiene y para evitar que se enfríe. Seca bien a tu pequeño y ponle un poncho toalla o ropa protectora contra rayos UV. Aparte de un bañador es útil llevar unas zapatillas acuáticas para proteger los pies del sol o de piedrecitas. Además esas zapatillas suelen llevar una suela antideslizante, muy práctica para visitas a la piscina. Para los niños que no saben nadar es necesario llevar algún tipo de flotador, como manguitos, flotador, salvavidas o un cinturón de corcho. Todos permiten que tu pequeño flote. Busca entre nuestra gran variedad de flotadores y elige la que más te agrade.
Bañadores
Pañal bañador
Flotadores

Bañadores premamá

Bañadores premamá

Ahora para las que aún estáis embarazadas. A vosotras seguro que también os vendrá bien refrescaros un poco en el agua. Aunque dentro del agua uno no nota el peso, tu barriguita ha crecido. Y seguro que tu bikini o bañador favorito ya no te vale. De la misma forma te habrá cambiado la talla de pecho. Para estar cómoda existen bañadores premamá. Da igual en que mes estés, existen diferentes modelos y talllas.

Te deseamos a tí y tu familia unas vacaciones inolvidables con muchos momentos mágicos y recuerdos bonitos.

Muchos saludos
Tu equipo de rosaoazul.es